En el laboratorio de análisis de aguas de Granada, los equipos técnicos y humanos mas preparados trabajan con precisos protocolos con los que se determina, entre otros proyectos, la calidad del agua potable. 

El suministro de agua potable del que todos los ciudadanos nos abastecemos, cuenta con exigentes controles a todos los niveles con los que poder garantizar que bebemos agua apta para el consumo humano. De hecho la calidad del agua de consumo está regulada según las indicaciones de la OMS y que recoge ciertos parámetros que esta debe cumplir para poder ser considerada apta para el consumo. 

No son pocos los parámetros, hoy te vamos a nombrar solo algunos, que quizá son de entre todos los que puedan parecer más interesantes y sencillos de detallar. 

Por un lado están los parámetros físicos. Que son los que hacen referencia al olfato, a la vista y al gusto, tales como el color, el sabor, el olor, el pH, la temperatura o la turbidez del agua

También están los parámetros biológicos. En este caso hay que tener en cuenta que, el agua contiene una gran cantidad de elementos biológicos que pueden ser desde peces hasta microorganismos imperceptibles: levaduras, mohos, hongos, algas o bacterias, son elementos que, si hablamos de agua potable hay que destruir. 

Y vamos a terminar nuestros ejemplos con los parámetros químicos, que pueden tener un origen natural o industrial, a los que hay que controlar conociendo tanto su concentración como su composición en el agua que queremos para consumo humano: nitritos, nitratos, hierro, cobre, floruro, cloruro aluminio, plomo, mercurio o hierro.

Evidentemente esto que te hemos contado es solamente una muestra de los controles que se llevan a cabo en nuestro laboratorio de análisis de aguas en Granada para saber si tenemos delante agua potable, perfecta para nuestro consumo. 

En Laboratorios Scada trabajamos para todo tipo de sectores en empresas, industrias, administraciones, instituciones, consultorías, particulares..., que precisen de un servicio que pueda garantizar la calidad y salubridad de sus cadenas de producción y/o de sus productos finales.